Hallan carne de becario en las albóndigas de Ikea


ES MÁS BARATA QUE LA DE VACUNO de El Mundo Today

«El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha identificado la presencia de ADN de becario en las albóndigas Ikea, mientras que Nestlé ha ordenado retirar toda la producción de su proveedor español de carne al haberse encontrado en los análisis ADN de estudiante de Erasmus superior al 1 %.

Su carne es más valiosa que su fuerza de trabajo.

“En cualquier caso, esto no afecta a la seguridad alimentaria del producto ni implica ningún riesgo para la salud”, explica el departamento que dirige Miguel Arias Cañete en un comunicado. Las autoridades creen, incluso, que “la calidad de la carne de becario es mayor que la de vacuno, y no tiene coste alguno para el proveedor”. Muy al contrario, este tipo de carne suele proporcionar incentivos fiscales a las empresas.

“En el caso de la industria cárnica, los becarios ayudan más a la empresa como materia prima que aportando su fuerza de trabajo”, admite el Ministerio. La práctica, sin embargo, sigue siendo irregular porque el uso de carne de estudiantes con beca no está permitido, aunque “tampoco prohibido explícitamente”, apuntan algunos fabricantes.

Numerosos expertos en alimentación señalan que los becarios suelen consumir productos precocinados que contienen trazas de sus compañeros, por lo que los propios becarios contribuyen a perpetuar esta situación que les permite integrarse en el mercado laboral.

El sector cárnico temía que el descubrimiento de trazas de carne de becario en los alimentos provocara el rechazo del consumidor pero, finalmente, parece que no ha sido así. “Las albóndigas de Ikea tienen un sabor especial y no veo por qué tenemos que rasgarnos las vestiduras. Sí me parece mal que nos mientan en el etiquetado, porque si las albóndigas que estoy comiendo tienen carne de mi propio hijo, coño, pues me gustará saberlo para estar orgulloso”, explica un cliente de Ikea.»

El máster que pretende hackear la Universidad

Un regalazo de Mar Abad, de Yorokobu. Días de nieve, días de bienes. Ahí va tostao su artículo.

El programa del curso incluye una serie de
conferencias de libre acceso, todos los martes en Matadero Madrid,
impartidas por académicos y una serie de expertos en distintas materias,
como “la remezcla, la ciudad expandida para crear ágoras o casos
concretos como Wikileaks, Google, el código abierto…”.

Los alumnos, para desarrollar sus proyectos, toman como modelo los
nuevos usos que ha impuesto internet. “Lo que más importa es la participación,
el trabajo colaborativo, la intercomplemetariedad y destrezas prácticas
como el trabajo en horizontal y en abierto
”, explica el periodista. “Los alumnos tienen un espacio wiki para compartir sus proyectos y una de las alumnas, Carla Boserman,
está recogiendo los apuntes de las conferencias en dibujos. Los
comparte con los demás y quizá acaben convirtiéndose en un libro de
texto”.

“Todos los proyectos tienen en cuenta que los ciudadanos son políticos de pleno derecho y el objetivo ha de ser colectivo y compartido”, enfatiza Sampedro.
“Esta filosofía se desprende de las dinámicas actuales de la Red.
Recupera la filosofía de los años 60 y 70 que promovía la participación
plena del sujeto en su sociedad. Eso se materializa hoy en muchos
procesos que hay en la Red”.

Aunque este resurgir de filosofías ya inventadas está amenazado. “Hay una involución”, apunta el catedrático. “Las instituciones heredadas del pasado están intentando reducir el potencial de la Red”.

En el CCCD no hay exámenes. La calificación del alumno está
determinada por su participación, su actitud colaborativa en red y su
flexibilidad para hacer evolucionar el proyecto durante los diez meses.

Los participantes en esta primera edición del máster han pagado unos
3.500€ para recibir el título oficial que otorga la universidad. “Es el
único máster que, siendo abierto, expide título oficial. Estábamos empeñados en que fuese un título para dar legitimidad a estos saberes”, explica Sampedro. “Además, al ser público, garantiza que su coste sea menor que un título de universidad privada”.

m2

m4

m5

m6

m7

m9

master1

m1

  • Imágenes: Carla Boserman

Assange, ¡ese candidato!

Diagonal publica nuestro post más meneado últimamente: Cebrián, ¡ese hacker! Y mientras PRISA se reconvierte en buque pirata, Assange se presentará de candidato electoral electoral.

John Keane,
convertido en su groupie, come y cena con Assange. Bebe sus palabras. Destaca la descripción del Partido Wikileaks (a establecer posibles paralelismos con el Partido X):

Dice Assange: “The party will combine a small, centralised leadership with maximum
grass roots involvement
and support. By relying on decentralised
Wikipedia-style, user-generated structures
, it will do without
apparatchiks
. The party will be incorruptible and ideologically united.”
I flinch at his mention of ideological unity. He explains that the
party will display iron self-discipline in its support for maximum
“inclusiveness”
. It will be bound together by unswerving commitment to
the core principles of civic courage nourished by “understanding” and
“truthfulness” and the “free flow of information”
. It will practise in
politics what WikiLeaks has done in the field of information. It will be
digital, and stay digital. Those who don’t accept its transparency
principles will be told to “rack off”. That’s the ideological unity bit.

El partido interface como prototipo institucional se expande internacionalmente, incluida la victoria de Beppe Gillo en Italia, tercera fuerza política en las recientes elecciones.

Dice J. Keane: «Assange agrees the WikiLeaks Party must address and respond
creatively to the creeping local disaffection with mainstream
politicians, parties and parliaments. “I loathe the reactiveness of the
Left,” and that’s why, he says, much can be learned from clever new
initiatives
in other countries. We discuss Beppe Grillo’s 5 Star
movement
(it could well win up to 15% of the popular vote in Italy’s
forthcoming general election). On our list is the Pirate Party in
Germany
(it practises “liquid democracy” and has representatives in four
state parliaments). So is Iceland’s Best Party. It won enough votes to
co-run the Reykjavik City Council, partly on the promise that it would
not honour any of its promises, that since all other political parties
are secretly corrupt it would be openly corrupt. Assange lets out a
laugh. “Parties should be fun. They should put the word party back into
politics.”
The WikiLeaks Party will try to do this, and to learn from
initiatives in other democracies. Supported by networks of “friends of
WikiLeaks”, it will be seen as “work in progress” designed “to outflank
its opponents”.
Más, aquí,

Mientras tanto, nuestra amiga Birgitta Jondosttir, desafía a EE.UU.
anuncia un tour en apoyo de Bradley Manning. Lo hace sospechando de
la amenaza de que pesa una investigación en curso sobre ella y un posible procesamiento si la pescan en suelo norteamericano. EE.UU. exigió que Twitter
cediese los datos de su cuenta y se niega a  informar de los
requerimientos hechos a otras compañías.

Y nadie, excepto los rusos y Rebelión se hacen eco de que, tras la victoria de Correa, Wikileaks ha
publicado más de 5 millones de e-mails secretos
de la compañía estadounidense Stratfor, especializada en servicios de
inteligencia y espionaje.

Murga: «¡Quillo, que soy compañero!»

Murga «¡Quillo, que soy compañero!», carnavales de Málaga.

«La risa carnavalesca es ante todo patrimonio del pueblo (este carácter popular, es inherente a la naturaleza misma del carnaval); todos ríen, la risa es «general»; en segundo lugar, es universal, contiene todas las cosas y la gente (incluso las que participan en el carnaval), el mundo entero parece cómico y es percibido y considerado en un aspecto jocoso, en su alegre relativismo; por último esta risa es ambivalente: alegre y llena de alborozo, pero al mismo tiempo burlona y sarcástica, niega y afirma, amortaja y resucita a la vez.

M. BAJTÍN: La cultura popular en la Edad Media y el Renacimiento.»
Tostada de Contraindicaciones.
D.

El raca, raca de la opinión pública

El mismo rollo de siempre. Lo del post anterior pero en plan plómez. La primera sesión de nuestro seminario en el Máster CCCD. Si tienes insonmio este fin de semana puede ayudarte a conciliar el sueño… o a soñarte como actor político y comunicativo de pleno derecho.

¿Cebrián hacker?

«GEN
News Summit
2013: Los ‘jefes’ mediáticos se dan citan en París bajo el lema:
‘Hackea la redacción’» Asistirá en nombre de España un académico de la
RAE: Juan Luis Cebrián, más conocido por sus acciones (bursátiles) que por sus
obras (literarias). Ahora será el hacker más insigne España. No quienes tejieron
la madeja de redes del 15M, sino todo un icono del pelotazo con el PSOE: ¿qué
fue si no la expansión multimedia de PRISA bajo el manto de Felipe González?
Flota en libertad la pompa más célebre de la burbuja mediática que reventó con
ZP y el PP: véanse sus ingresos financieros a costa del (pen)último ERE que
diezmó El País.
Cebrián se ha hecho hacker. Con otros empresarios de la
comunicación se arroga la bandera de los cibernautas más irredentos. Primero
los criminalizaron. Luego los usaron para elaborar la información crítica que
el periodismo de declaraciones y relaciones públicas ahogaban. Se repartieron
el pastel de la exclusiva de las filtraciones de Wikileaks. Cobraron por vender
información que los hacker les brindaban gratis y que ahora pagan con su
libertad de movimiento (Manning enjaulado, Assange en encierro diplomático).
Utilizaron a su antojo los bancos de datos. Los filtraron,
no en contra si no a través de sus Gobiernos. Antes de publicarlos, pidieron
permiso y eliminaron lo más inconveniente para los amos de la guerra. Trocearon
las filtraciones en banalidades domésticas, dimes y diretes sobre quienes nos
(des)gobiernan. Como siempre, olvidaron a los muertos de abajo. Y así enterraron
con escarceos sexuales y pornografía judicial a las redes de comunidades
libres, personalizándolas en un violador. Sobre todo, enterraron en el olvido a
los tres inocentes (“asesinatos colaterales”) de cada cuatro muertos que  nos cobramos en Irak y Afganistán, según
probó fehacientemente Wikileaks.
Les negaron a los hackers la condición de periodistas. Ahora
se trata de suplantarlos. Tan solo haberles admitido en algún colegio
profesional les hubiera librado de los procesos judiciales. Ni siquiera les
concedieron la condición de tecnocidanos: los actores clave del periodismo de investigación
y denuncia. Son aquellos señores y señoras cuya autoridad intelectual, técnica
y moral desnuda a cualquier emperador sinvergüenza. No reconocen a los hackers
como colaboradores de flujos de información que, liberados por una ciudadanía
insumisa, confieren más autonomía y poder (a la ciudadanía, digo).
En lugar de ello, los grandes medios corporativos anunciaron
que crearían buzones para recibir filtraciones. Seguimos a la espera. ¿No
entran filtraciones en las redacciones? A lo mejor es que nunca salen. Los que
sí lo hacen son los dosieres de los partidos entregados en mano. Lógico,
resultan inocuos: Bárcenas les hace la peineta con la suya y Jesús Caldera dice
que ni “Ideas”. Lo que no publican los grandes medios son los bancos de datos
incontestables que meterían en la cárcel a los banqueros. Imagínense una
filtración masiva sobre Bankia. Sí, fue un sueño que parecía posible hace bien
poco.
Sin embargo, queda en evidencia, una vez más, el descrédito,
la poca confianza que tiene el público en que los periodistas convencionales se
la jugarán – como hizo Assange – para blindar el anonimato de la gente de a pie.
La que se pone en pie en lugar de ponerse firmes. En lugar de convertirlos en
iconos de las nuevas generaciones, los grandes medios intentan ahora
suplantarles; al tiempo que siguen invisibilizando al verdadero poder y
justifican sus desmanes.
Es el momento de la cooptación. Si las filtraciones no
llegan a las redacciones, que los hackers entren en ellas y que los empresarios
se hagan pasar por hackers. El sistema, una vez más, intenta alimentarse de los
antisistema. Los grandes medios aniquilan simbólicamente a quienes les dieron
de comer gratis. Tan potente era el menú que les dieron, que hizo estallar su
modelo de periodismo caduco. Tras lucrarse con ellos, les abandonan a su
suerte. Les tachan, como mínimo, de desequilibrados: Manning, un homosexual
inestable; Assange, un megalómano con priapismo. Cebrián y los suyo sacusaron a
Wikileaks de, ni más ni menos,  poner
en riesgo los derechos humanos
. Literal. Ahora se auto-hackean… A ver si
van a acabar haciéndose el harakiri.
Porque hackear el periodismo en serio es abrir la caja de
los truenos: reclamarlo, al menos, como bien común (nunca mera mercancía), con
código abierto (fiscalizable) y libre (modificable, copiable y reutilizado sin
trabas). Es decir, la información entendida como flujo de contrapoder mancomunado.
En suma, el periodismo de toda la vida, pero ahora en redes libres y
distribuidas. Su rentabilidad económica solo buscaría garantizar la
auto-sostenibilidad y la autonomía. Sus lazos políticos lo serían con las
comunidades que les sostienen, porque en esa profesión encuentra una plataforma
de expresión, para alcanzar consensos, denunciar el fraude y autodefenderse.
La reunión de expertos en el «nuevo ecosistema
informativo» que tendrá lugar en París reunirá a muchos de los tiburones
de siempre. Son los saurios que estaban en extinción cuando cayó el meteorito
Wikileaks. Otro de semejante calibre debiera impactar los Consejos de
Administración antes de que comience la cumbre anunciada. Alguien debiera exigirles
que la inaugurasen reclamando, como mínimo, libertad movimiento para Manning y
Assange. Porque la libertad de expresión aún sigue aún siendo de todos, gracias
a quienes se piensan con el derecho de hacer y deshacer lo que quieran, según
lo que les dicta su conciencia, sus gustos e ideales, con la información que
tienen en sus manos.

MakeSpace Madrid: Un espacio de invención para la comunidad.

¿Qué es Makespace Madrid?

  • Un lugar donde aprender, construir y ejecutar tus propios proyectos.
  • Un lugar donde crear o reparar prácticamente cualquier cosa.
  • Una organización de miembros con sus estatutos y gestión autónoma.

Makespace Madrid pretende ser un espacio equipado con los dispositivos, herramientas de fabricación y prototipado necesarios para hacer cosas, un lugar donde poder trabajar en tus proyectos personales y colaborar con otros accesible a los miembros 24/7 .Cuando te hagas socio del Makespace Madrid recibirás una formación para utilizar las máquinas y el equipamiento del espacio de forma segura y por una cuota de entre 15 y 30 euros al mes podrás utilizar el espacio siguiendo una serie de normas básicas para hacer un uso racional del mismo. Puntualmente el espacio estará abierto al público para talleres o eventos.

Somos muchas cosas, ésto es lo que no somos:

Makespace Madrid recoge lo mejor de muchos espacios de producción colaborativa de hoy y está inspirado en Makespace Cambridge.

  • No somos una TechShop al 100%. Makespace Madrid no tiene ánimo de lucro y no se puede invertir en el Makespace. No tenemos intención de crecer más allá de nuestro entorno local, pero sí queremos ofrecer una serie de herramientas útiles para apoyar a las empresas locales existentes y en creación.
  • No somos un hackerspace al 100%. Disponemos de más máquinas de las que muchos hackerspaces disponen, y queremos ser inclusivos ofreciendo un espacio seguro, asegurado y amigable. También somos una comunidad.
  • No somos un espacio de coworking al 100%. Somos una comunidad y un lugar para desarrollar proyectos, no simplemente una mesa de trabajo de 9h a 17h.
  • No somos un FabLab al 100%. Makespace Madrid no es un fablab a tiempo completo; sin embargo consideramos fundamental acercar la fabricación digital a todo el mundo y la comunidad. Por esto, durante uno o más periodos a la semana, el espacio se abrirá como FabLab Madrid y se velará porque los procesos y creaciones en este periodo queden documentadas para el aprendizaje de la comunidad y disponibles para su uso individual. Así mismo, se buscará la colaboración con proyectos que se estén llevando a cabo en otros espacios de la red FabLab.

Somos dos cosas, una entidad sin ánimo de lucro “Los Maketeros: Los hacedores de Madrid” y una comunidad. La entidad sin ánimo de lucro se encarga de asegurar la viabilidad del espacio. Se encarga de temas legales, salubridad, seguridad y finanzas que afectan al espacio y se refieren a la infraestructura que se facilita.

Así, la entidad asegura que se cumplen todos los requerimientos necesarios para el mantenimiento del acuerdo de alquiler del espacio, se encarga de contratar y gestionar un seguro del espacio, y de asegurar la existencia y correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad, extinción de incendios etc del lugar.

El espacio tiene que estar disponible para el uso, y la entidad existe para garantizar el mantenimiento del espacio. La entidad es responsable de hacer posible las decisiones de la comunidad, pero puede vetar decisiones de ésta que no se atengan al marco de legalidad, salud y seguridad planteado.

Arrancando esto: http://makespacemadrid.org
D.

La prostitución de los prosumidores

El Ministerio de la Verdad emite desde todas las pantallas posibles, a todas horas, su doble lenguaje. Lengua bífida, la de la nueva economía digital. «Seremos prosumidores. Contribuiremos a la oferta privada gracias a los nuevos emprendedores y sus sistemas de co-producción en red. Porque ellos que son los únicos que pueden crear empleo».

Respecto al Estado, la Big Society – la sociedad sosteniendo al Estado, en lugar de servirle de contrapoder – salvará los servicios públicos. El voluntariado paliará los recortes.

¿Y si resulta que, al final, sólo nos quieren prostituir?
Incluidas nuestras madres. ¿Y si resulta que sólo crea empleo la clase
media, grabando con impuestos a los más ricos?

La publicidad corporativa de una tienda de ropa que desnuda a sus clientes, el calendario de unas madres que se despelotan para costear el autobús escolar de sus hijos y un video de TED censurado desnudan al Ministerio de la Verdadera Economía Digital.

La campaña de Desigual, «Entra semi desnudo, sal vestido», resulta emblemática. El texto publicitario reza: «Un año más la tienda Desigual regalará prendas de vestir a los 100
primeros madrugadores que lleguen en ropa interior hasta su local. Una
vez dentro escoges dos prendas (parte arriba y parte abajo), ojo que son
las de rebaja, la colección primavera-verano 2012 están excluidas. Luego pasas por caja, te quitan la alarma, te vistes con ellas y te las llevas gratis!».

Y en la forto de abajo, ¿la Marea Verde emula a Desigual?. No es una orgía del 15M, sino nudistas sin complejos en plena fash mob consumista.

Otra iniciativa incita el striptease ciudadano. Algún teórico enajenado justificaría que la Mujer por antonomasia – nuestra madre – pusiese su cuerpo al servicio del bien común de la educación pública. Hace poco, las madres del colegio de Monserrat (Valencia) editaron un calendario erótico para recoger dinero con el que pagar el
autobús escolar. No os perdáis la galería de fotos, propia de un calendario de Interviú.  La imagen que ilustra este post es una de ellas. Y es de las más recatadas… Pillines, ¿a que ahora sí que vais a clicar en el link?

¿Acabará la Marea Blanca jugando a médicos y enfermeras en alguna web porno para autofinanciarse? ¿No se trataba de desnudar al Emperador? ¿Las jóvenes mamás ponen en escena el «feminismo» a lo SpyceGirl que conocieron de adolescentes?

Un último apunte, que aunque no lo parezca tiene que mucho que ver. Eurovegas lleva la tesis de la nueva economía de los prosumidores. Da pistas de dónde podríamos acabar. En ese no-lugar nuestros
«juegos», «iniciativas» y «apuestas» serán la fuente de negocio. En el no-lugar
cibernético, oferta y demanda se fundirán en la comunión de todos los
santos. Y además, un poquito de realismo, por favor. No hace falta que los inversores extranjeros pasen
siquiera el filtro de los antecedentes penales. Solo ellos crean puestos de trabajo.

Me venía a decir todo esto un colega, mencionando de paso los beneficios fiscales e higiénicos de la regularización de la prostitución. Mi respuesta:

«Imagínate a tu hija cuando cumpla 18 y su amiga de «urba» le diga, con toda la normalidad del mundo: oye que nos podemos sacar un pastizal bailando delante de unos viejos a los que sólo hay que dejarles que te pongan el billete en el tanga». El discurso se le cayó al tiempo que la mirada…. muy abajo. Ahora puedo completar el cuento:

La amiga golfa podría venir del insti del que sacaste a tus hijas, porque se merecían algo mucho mejor. La striper casi adolescente habría visto cada año un calendario diferente de las mamis del AMPA, en plan portada de Interviú. «

Y, por último, un trallazo en la línea de flotación de que los empresarios son quienes crean empleo. El pasado mes de marzo, el fundador de Amazon y gear.com, Nick Hanauer,
uno de los inversores más importantes de Estados Unidos, compareció ante
un acaudalado público y afirmó: «Si es verdad que mantener bajos
los impuestos de los más ricos produjese más puestos de trabajo, hoy en
día estaríamos saturados de ofertas de trabajo». Sin embargo,  TED, reputado
organismo dedicado a la organización de charlas dirigidas a las elites
–la entrada más barata cuesta 7.500 dólares–, decidió no publicar el
vídeo. Lo consideró inapropiado, polémico y
partidista.

Entre
otras controvertidas ideas, Hanauer defendía el aumento de los
impuestos entre las clases más pudientes de Estados Unidos, ya que no
son ellas sino la clase media, emprendedora y consumidora al mismo
tiempo, la que produce más puestos de trabajo. «He comenzado o ayudado a
empezar docenas de negocios y he contratado a montones de gente. Pero
si nadie hubiese tenido dinero para comprar lo que ofrecíamos, todos
estos negocios habrían desaparecido y con ellos, los puestos de
trabajo», señalaba el inversor. «Eso es por lo que puedo decir con
confianza que los ricos no crean trabajo ni hacen negocios, ni grandes
ni pequeños».

En resumen. Haz rular este post entre tus gentes más queridas. Si todas seremos putas, al menos conocer el negocio de nuestros chulos.