RTVE: Urdaci y Zaplana, el regreso.

Otra regresión. Volvemos a la carta de ajuste donde todo está negor sobre blanco. Por decreto, contra el Parlamento y el Consejo de Europa: «Con
la reforma introducida por el Real Decreto-ley 15/2012 del pasado 20 de
abril, el consenso ya no es necesario para la elección del Presidente y
del Consejo de Administración  de la Corporación RTVE,
que podrán ser
elegidos por mayoría absoluta, en segunda votación y al cabo de 24
horas, si no se logra una mayoría de dos tercios en la primera
votación. Se retrocede así al modelo de radiotelevisión pública
anterior, en el que la independencia y neutralidad del organismo se
hacía muy difícil, cuando no imposible, especialmente en los
informativos. La modificación legislativa también elimina la presencia
de los sindicatos
en el Consejo de administración de RTVE, otro avance
histórico de la reforma de 2006 que ahora queda en nada, eliminando la
representación de colectivos profesionales y sociales
.
Ya en enero de 2004 la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa citaba a RTVE como ejemplo de “clientelismo político”,  criticando que entre 1980 y 2006 se nombrara  al
Director General en el Consejo de Ministros. De facto se vuelve ahora a
esa situación mediante el procedimiento de la mera mayoría absoluta
parlamentaria. Asimismo, esta medida contradice de plano el llamamiento
del Consejo de Europa a los gobiernos (16/02/2012) para reforzar la independencia de los medios públicos» Seguir leyendo.
El enclence derecho de acceso a los medios públicos se borra de un plumazo. RTVE se gubernamentaliza. Se abre la puerta a la privatización de las autonómicas. Vuelven los Urdaci. ¿Seguirán postulando a Zaplana como Director General? Sí, el mismo que nos mintió sobre el 11M en plena jornada electoral.
Actúa:

Por la independencia de RTVE: no al control político del gobierno #RTVEdetodos

EXPAÑA

Del esquimal de Flaherty al video de Rada sobre Laponia, como tierra de futuro. El hombre multimedia ataca de nuevo.

PaPá os va a pegar

Storytelling para gestionar “el orden público” las semanas
venideras.
Los medios han comenzado a rodar el guión. Los gobernantes escenifican
el manido relato del progenitor de la Patria enfrentado al hijo díscolo. Es efectivo:
reverbera en la memoria. Se sienten en las carnes las secuelas, aún recientes,
de la última vez que insultaron, golpearon, arrastraron, detuvieron… ajustan el cinturón
de castigo al placer desatado hace un año. Quieren crear un clima de miedo, un frente de
borrascas que enfríe la temperatura social, que frene la ebullición de
protestas y propuestas.
Detenciones y procesamiento de sindicalistas previos al
aniversario del 15M. Penas sentenciadas antes de identificar y enjuiciar a
quienes frenan vagones que son nuestra metáfora: vamos a descarrilar. Paremos, no hay estación de llegada.
A las multas municipales por el uso ciudadano de las plazas.
A las llamadas a los vecinos a convertirse en delatores. Al empleo de
periodistas-comisarios que exigen castigo a los desobedientes. A la
penalización del ejercicio de la huelga o de destrozos ridículos ante los de
cualquier celebración deportiva. A todo esto suman la advertencia de verdad, el «hasta ahi podíamos llegar». “No
habrá otro 15M”. Y los de la banda arrancan, una vez más, con la fanfarria
democrática. Soplando más desaforados que nunca.
Derecho de manifestación legalizada, sí. Todas las que
quieran: pastoreados por uniformados, infiltradas y azuzadas por la
secreta, contabilizadas por nuestros
expertos y las imágenes, a poder ser, filmadas y seleccionadas sólo por
nuestros publicistas. Derecho a practicar la democracia, la exposición, el
debate y el consenso ciudadanos, diseñando nuevas ciudades, materializando la
coexistencia de formas democráticas diversas: NO. Es el aviso (que luego no
digan que no avisaron) para navegantes osados y  cibernautas insumisos que
quieran amarrar sus barcas en las plazas, que son puertos de marea
humana. Es la estrategia del acojone. La gestión del miedo. El castigo
administrado generosamente y los derechos, con cicatería. La advertencia y la justificación de la represión
venidera. Y de la actual.
Enteraos bien. PaPá estricto amenaza con partiros la cara. Ahora el
indignado es él. Luego, no es para tanto. 
O sí, porque habéis hecho todo para mereceros ese sopapo que a él, además,
le duele más que a vosotros. Así que después de recibirlo, poned la otra mejilla.
Y mamá socialdemócrata (toda madre lo es: comprensiva, tolerante,
consentidora…), que acordó con PaPá las ordenanzas municipales para multar y
hasta encarcelar a los asamblearios y campistas; que no exige la identificación
obligatoria de los antidisturbios, ni la prohibición de las pelotas de goma.
Esa misma, con toda su falsedad, hace como que a ella le duelen aún más los bofetones que a PaPá. Finge y espera compungida tu retirada a su regazo. Paladea ya la
entrega que le vas a hacer de tu dolor y de tu miedo. Así te arrebata esos dos
sentimientos. Y, sobre todo, así te niega la posibilidad de transformarlos
en  la rabia contenida que, exhibida con coraje, acabaría con PaPá.
[Escrito tras asistir a “Meat/ing the Internet”, bajo
influencia de la sobremesa con María y el parloteo sobre m/paternidades.
Aplicación psicoanálítica y bastante cutre de la teoría de Lakoff sobre los encuadres
de los padres de la patria].

Islandia: después del silencio, la mentira

El País titulaba que el ex-primerministro islandés fue declarado inocente. En Islandia los medios titulaban «condenado por violar la Constitución». Elvira, desde allí nos da la clave:
«Hay un cierto grupo político – agente de Reuters – que se ha encargado de re-redactar la historia y negar la realidad en los medios extranjeros. La realidad es que se libra de la carcel y del pago de los costes del proceso. Se acepta que sustancialmente su actuación no habría evitado la crisis, pero se le condena grave y firmemente por violar la Constitución. Es una grave condena que le priva de su reputación y le atribuye la responsabilidad que se merece.»

Unas cuantas preguntas:

–  ¿Alguien desea una condena semejante a los sosias de este pájaro en España?
–  ¿Por qué nos ocultan que los votos del tribunal estaban divididos? Incluso los tres cargos rechazados crearon polémica. Son números, no opiniones.
– ¿Por qué no se comenta que esos tres cargos eran muy difíciles de probar?
– ¿Por qué no cuentan que se le condena por una conducta probada y repetida aquí? No convocó a sus  ministros para atajar una crisis que negó hasta que estalló.
– ¿La inhabilitación de facto no es la mayor condena a un político?

Ya sabéis las repuestas. Aquí los defensores de la Constitución, primero se la saltan, luego la reforman, después recortan derechos… y, al final, nos declaran la guerra por ser antisistema.

Si queréis más argumentos y datos, a practicar inglés.



Entrada nº 1000

Foram dias foram anos

a esperar por um só dia.

Alegrias. Desenganos.

Foi o tempo que doía

com seus riscos e seus danos.

Foi a noite e foi o dia

na esperança de um só dia.

Manuel Alegre

El tete y su mama

Antes de que los acorralen, apaleen, encierren, juzguen por terroristas… echad un vistazo a los miembros de clase obrera que nadie ve, porque están en primera línea de fuego, al lado de los viejos militantes de barrio, en medio de los pijos malos metidos a perroflautas. Es el 15M del que se pregunta ¿qué ha sido de él? «Revolucionarios a la fuerza», titulan en Vice. A mí me parece que es cosa vocacional… nacidos para revolucionar(se). Me enternece «el tete», ese gordito de 15 años, casi idéntico a mí, con la misma edad antes de que me quedase flaco. Idéntico en la tierna furia con que encara el discurso político. Idéntico en el amor de madre que exhibe como un tatuaje cuando le dice a su mama si no estará fumando demasiado. Y esa madre coraje, proleta en una revista de gafapastas, sin otro refugio mediático donde caerse muerta, le responde con una pregunta, con la contundencia de un adolescente. «¿Y a ti que te importa?». Ruido Nejro cantaba «a pantasma que é a nosa clase». Con videos como este, el fantasma se hace real… dentro de unas semanas, del 12 al 15 de mayo, estarán en las calles y no en sus pantallas. Tonto el que no llegue al minuto 8:55. ¿Quien dijo Camarón? ¡Eso sí que es dar el cante!

Máster DIWO

Fotos del taller de Html5 del grupo de openvideo Framesh:http://videoframesh.wordpress.com

Máster DIWO: Nos apetecía aprender y compartir en comunidad, generar algo al margen de la rigidez y aislamientos del aprendizaje académico.

Yo te enseño a ti y tu incorporas tu aprendizaje al de otros. ¿Como seria el aprendizaje bajo un modelo colaborativo?, pues precisamente en esto están las personas que fluctúan alrededor del proyecto Do It With Others (DIWO). Nace como una “alternativa a la propuesta académica, de tipo jerárquico, se ha diseñado un método, flexible y consensuado, de análisis de los procesos de aprendizaje”

Entrevista con María Botella, peer del proyecto de aprendizaje colaborativo: MásterDIWO.

Más info: http://www.masterdiwo.org

La monarquía está mutando

La Razón (ese diario que se inspira en Mongolia avant la lettre) poseé en exclusiva la imagen capturada de un ser bicéfalocampechano que está surgiendo entre los gemidos de la berrea de los animales cornudos de El Pardo y  las cuatro paredes del palacio zarzuelesco.

Miedito dá el bicho que sale en la foto.
D.

Pelotazo demodé

Tremendo engendro…

Grande el concejal: «Los vecinos nos lo están reclamando», pero creo que se refiere a los vecinos que dirigen El Corte Inglés o al vecino Florentino Pérez…

Creo, además de que queda claro como ha crecido la edificalidad del lugar por arte de magia, que ya hay que modernizar el dicho aquel «del burro y la zanahoria» por el del «ciudadano y el jardín vertical o en la azotea».

El País cada día más antisistema…
D.


¡Salvemos el Mercado de la Cebada!

Bienvenido, Mr. Defraudador

Desde Polónia, el esperpento estatal narrado desde la periferia. Bonificación a quienes nos han traído hasta aquí. Y el despropósito de seguir cavando más hondo en el abismo de este capitalismo de casino. Cuesta reírse, pero hay que seguir haciéndolo. Carcajadas contra sus bofetadas, pero sin poner la otra mejilla.