La monarquía en la basura

Recién recogido de un cubo de basura de Madrid. La 3ª República está cerca.
Unos de estos vídeos contiene la boda de Urdangarín…¡Ja!
D.

La pasión de Manning y la tele de Assange

Para algunos no hay duda de que Manning, encarcelado sin pruebas (sólo declaraciones de un ex-hacker)  desde hace dos años, es alguien comparable a insignes precedentes como Dan Ellsberg (el marine que filtró los papeles del Pentágono); o Ron Ridenhour, responsable de que se conociese la Masacre de My Lai; o los marineros que, en 1777, denunciaron la tortura de los cautivos británicos. A todos ellos también se les vilipendió en su tiempo. Se prepara un libro sobre Manning, erigiéndolo casi en mártir: La Pasión de Manning, lo ha titulado su autor. Es un reportero que podéis leer en… Al Jazeera.

Y para otros, Assange está a punto de convertirse en la super-estrella de la Tele del Kremlim, Russia Today. Su título-tema será «El mundo de mañana» o más bien, si este será una utopía o una distopía, un avance o una regresión. Sus invitados, diez «revolucionarios, pensadores y activistas» entre los que no estarán, seguro, los líderes de las movilizaciones contra el último pucherazo de Putin, ni los defensores de derechos humanos en Chechenia. No sé, no sé… Es la primera vez que encuentro motivos de desconfianza fundada con Assange. ¿Pretende sanear así las cuentas de una Wikileaks amordazada por el boicot financiero a sus donaciones? ¿Ha mudado en este programa televisivo la ronda de conferencias públicas que pretendía mantener al estilo de la que mantuvo con Zizek, con el auspicio de Democracy Now?

La verdad, que desde Democracy Now a Russia Today hay todo un camino por recorrer. Y peligroso. No seré yo quien dude de la altura intelectual y la astucia estratégica de J. Assange. Pero mantengo que los medios queman, como la luz eléctrica a las polillas. Y que pueden dar ingresos y promover algo de debate social, pero que el queme no te lo quita nadie. Sobre todo si colaboras en una tele de un gobierno autocrático y corrupto (Putin) o si, puestos a hacer cameos, doblarás a tu personaje en la serie de los Simpson, como también pretende hacer Assange. De ahí a hacer el monigote hay un paso. Veremos. Quiero decir, que no pienso perderme ninguna entrevista de RT ni el capítulo 500 de los Simpson.

Todo esto ocurre unos días antes de que Assange afronte la última revisión de su posible extradición de Londres a Estocolmo. Y poco después de una interesante entrevista concedida a Rolling Stone. Entre frases al estilo popstar aún consigue soltar frases como estas:

* «The Iraq War was the biggest issue for people of my generation in the West. It was also the clearest case, in my living memory, of media manipulation and the creation of a war through ignorance.»
* «Legitimate authority is important. All human systems require authority, but authority must be granted as a result of the informed consent of the governed. Presently, the consent, if there is any, is not informed, and therefore it’s not legitimate. To communicate knowledge, we must protect people’s privacy – and so I have been, for 20 years, developing systems and policy and ideals to protect people’s rights to communicate privately without government interference, without government surveillance. The right to communicate without government surveillance is important, because surveillance is another form of censorship. When people are frightened that what they are saying may be overheard by a power that has the ability to lock people up, then they adjust what they’re saying. They start to self-censor.»
* «I don’t think I have a massive ego. I just am firm at saying no. No, we will not destroy everything we’ve already published. No, we will continue to publish what we have promised to publish. No, we will not stop dealing with U.S. military leaks. For some people, that comes across as a big ego, when it’s just sticking to your ideals.«
* «when we last did a survey, in February, there were a total of 33 million references on the Internet to the word «rape» in any context, from Helen of Troy to the Congo. If you search for «rape» and my name, there were just over 20 million. In other words, perceptively, two-thirds of all rapes that have ever happened anywhere in the world, ever, have something to do with me
* «the previous lawyers managed to get hold of all my book advances and keep them. So I have not received a cent from any publicity that I’ve done.»
* «We have, on the one hand, some 700,000 references to me being an anti-Semite, and on the other hand, some 2.5 million references to me being a member of the Mossad. I’m accused of everything from being a cat torturer to being a rapist to being overly concerned about my hair to being too rich to being so poor that my socks are dirty. The only ones I have left now to look forward to are some kind of combination of bestiality and pedophilia.»

* «The Swedish foreign minister responsible for extradition, Carl Bildt, became a U.S. Embassy informant in 1973 when he was 24 years old. He shipped his personal effects to Washington, to lead a conservative leadership program, where he met Karl Rove. They became old friends and would go to conferences together and so on.

Karl Rove? How do you know this?
Cables.»
* «Who has been your most critical public supporter? John Pilger, the Australian journalist, has been the most impressive. And the other is Dan Ellsberg

* It has not been the soft liberal left, the pseudo left that has defended us. In fact, they have run a mile. It has been strong activists who have a long record of fighting for what they believe in, both on the libertarian right and on the left.

What do you make of Anonymous? They’ve supported you. 
We were involved with Anonymous from 2008. They were providing us with material related to our investigations into abuses by the Church of Scientology. It was a young pranksterish Internet culture, not something at all to be taken seriously. What’s wonderful about what has happened over the last few years is that through engaging with forces much larger than themselves, starting with the Church of Scientology, they have been educated about how the world actually works. Then, reading information we’ve released and also seeing the attacks on us, they’ve been further educated. Now they have become politicized, they’ve come to understand some of where the big powers are. This was a very apolitical group that had absolutely no understanding about the military-industrial complex whatsoever, and no understanding about international finance. As a result of joining our battle and trying to protect themselves, they have come to see that the threats related to Internet freedom come from the military-industrial complex, the banking system and the media. The media is the third big power group, because when you’re involved in something like this, it becomes newsworthy.

What advice do you have for journalists, based on your experience?
I have a lot of sympathy for journalists who are trying to protect their sources. It’s very hard now. Unless you’re an electronic-surveillance expert or you have frequent contact with one, you must stay off the Net and mobile phones. You really have to just use the old techniques, paper and whispering in people’s ears. Leave your mobile phones behind. Don’t turn them off, but tell your source to leave electronic devices in their offices. We are now in a situation where countries are recording billions of hours of conversations, and proudly proclaiming that you don’t have to select which telephone call you’re intercepting, because you intercept every telephone call.

So what’s the future of WikiLeaks? Is the organization going to survive?
This week, I think we’ll make it. We’ll see what happens next week.

Where do you want to end up, when all the legal battles are over?
I don’t want to end up anywhere. I want to do what I was doing before. I lived in Egypt when we had important things that needed to be done, or in Kenya or the United States or Australia or Sweden or Germany. When we have opportunities, then that’s where I am.
When do you think you’ll be able to regain that freedom to do that?
In relation to the United States, we’ll have to wait for the revolution.



Read more

Muerte a La Movida. Y para el 15M, larga vida .

La Cultura de la Transición ha muerto.
Un buen complemento al debate sobre intelectuales en El Confidencial.
La Movida de el país de parados agoniza.
Surgen creadores al calor del 15M, politizados, ya no en sonetos de poetas progres, sino en cómo conciben su labor cultural, su proyección sociopolítica y su modo de ganarse la vida. Todo en las antípodas de la cultura subvención y el expolio de lo público. Al margen de los pesebres partidarios y los oropeles mediáticos.
La Red permite a las buenas gentes auto-organizarse. Primero lo hicieron en torno a la Fundación Robo, facción musical de la que ya hablamos aquí. Y ahora acaban de alumbrar la facción literaria, con AsaltoLiteratura en red, anónima pero con nombre, libre y gratuita.

Un ejemplo, que parece escrito para esta colmena:

JALEA REAL
(Texto para pegar en bote de Jalea real. Cuerpo de letra: Verdana. 13)

Por la mañana una pequeña dosis para las defensas. Para que no entiendan que quien tiene sed les arroje el agua a la cara. Por la mañana, orgullo.
Si quieres más, léeles y sígueles, aquí.
Son, entre otros:
Xiana Arias, Elena Cabrera, Natalia Carrero, Colectivo Todoazen, Roberto Enríquez, Belén Gopegui, Alberto Lema, Antonio Martín, Guillem Martínez, Elvira Navarro, Eider Rodríguez, Fito Rodríguez, Daniel Salgado, Gonzalo Torné, Nacho Vegas.

Y especifican:

Las personas aquí ordenadas alfabéticamente han decidido mantener el anonimato sobre sus textos. Que cuenten más los textos que los nombres.

Y prometen:

En próximos asaltos, probablemente: Oscar Aíbar, Santiago Alba, Kiko Amat, Mario Cuenca, Myriam Díaz Diocartez, Eva Fernández, Nacho Fernández, Roberto Herreros, Begoña Huertas, Luis Magrinyá, Teresa Moure, Pablo Muñoz, Miqui Otero, Javier Rodríguez, Isaac Rosa, Francisco Javier Satué, Marta Sanz, Recaredo Veredas, Manuel Vilas, Remedios Zafra. Es una lista abierta a la participación. Solo el principio. 

¡En mañanas como hoy qué gusto da vivir en este país!
Leed la tremenda declaración de principios:
Leímos Cómo hacer crac (instrucciones). Jo, se podía. Quienes componían las canciones y la música se habían puesto de acuerdo para «poner en común la frustración y convertirla en energía política». ¿Qué pasaba con la literatura? ¿Solo para leer un rato antes de dormir? Esas historias seguirían, pero para Ronnie James Dio querer matar siempre al dragón no era un problema, y eso es lo que hay que decir ahora. Imaginamos Asalto, facción literaria de Robo, textos breves a los que acudir, tristezas no completas y angustias sofocadas que en lugar de conducirnos al hundimiento se deslizan movilizadoras, puede que bellas, casi retándonos. Empezamos.
Objetivo y explicación: Planteamos un experimento en el ámbito de la ficción literaria, que la ficción se aproxime a lo real a partir de un campo semántico concreto. El campo semántico de lo diario, aquellas palabras que designan objetos, frases hechas o estructuras de vida con las que convivimos y que se encontrarán en el título del texto. Éste puede ser de cualquier género. Breve, de momento.
Firma: Invitamos a participar a quienes se cuestionan si es posible una escritura colectiva que actúe como punto de apoyo o palanca en la organización del descontento. Constarán los nombres de quienes participen en Asalto pero no la autoría concreta de cada texto, pues más que la voz propia se busca un montón de voces que se expanda.
Facción: Con esta presentación nos constituimos en facción hermana de la Fundación Robo, consideraremos cualquier propuesta para incorporar al proyecto o producir nuevas ramificaciones.

www.fundacionrobo.org/asalto
asalto@fundacionrobo.org

La Voz de Galicia : Masa Enfurecida

Ya os habréis enterado todos… Erasmus eslovaco se mete en el agua del Orzán por la noche, se lo lleva una ola, tres policías mueren intentando salvarle. Una cosa inimaginablemente horrible.
Es cierto que todo ha ocurrido por una imprudencia del chaval. En eso estamos de acuerdo, Voz de Galicia, pero… ¿y este ensañamiento post mortem?
La Voz de Galicia, convertida en una masa de Springfieldianos con antorchas, está publicando una serie de reportajes terroríficos. Cuando no está cubriendo noticias de señoras que atropellan jabalíes o de loros desaparecidos, les sale el ******** linchador que llevan dentro.
Como ejemplo : el mosaico de fotografías que publican para explicar quién es el Erasmus en cuestión. ¡Vean, vean lo que pone en el Facebook! ¡Fumaba porros! ¡Se disfrazaba de Bob Marley! ¡Posaba con una escopeta! ¡Bebía whisky a morro! ¡Se bañaba de noche con sus colegas borrachos!. Así, como diciendo, Y POR ESTE EXTRANJERO CABRÓN HAN TENIDO QUE MORIR TRES PERSONAS.
Me estaba imaginando a mí mismo, borracho, con 20 años, paseando por la calle, cruzando la carretera sin mirar. Y por una desgracia un coche de policía derrapa para no atropellarme y tienen un accidente. Al día siguiente, explorando mi Facebook, aparecen fotos mías vestido de Super Mario o haciendo el idiota en una hoguera en San Juan.
Esto ya me había parecido una auténtica bajeza , y al día siguiente leo en el mismo periódico que van a enviar la factura del rescate a la FAMILIA DEL ERASMUS. Que era un adulto , ¿eh?. ¡Que no era un niño de 10 años!. Lean con qué neutralidad periodística dicen que » van a pagar desde la primera gota de gasolina del Helimer hasta el oxígeno de las bombonas de los buzos. Absolutamente todo. » .
Pues nada, Voz, pasadlo bien haciendo campaña para intentar machacar todavía más a una familia de Eslovacos a las que se le acaba de morir un hijo. Que paguen, que paguen todo. Que tienen ellos la culpa.
Me preguntaba alguien en twitter si creía que en La Voz tratarían al Erasmus de esa manera si fuera un chaval de la Calle de la Torre. Y yo digo, por supuesto que sí. ¿Acaso en Coruña hay estudiantes que beban, fuman porros y hagan el marulo? ¡No debe haber ni uno!

Sacado de las bravas olas de El Hematocrítico. Lectura obligada.
D.

¿Intelectuales?

Así, nos fue… regular. Aunque algo provocamos. En El Confidencial, Esteban me hizo una encerrona con J. Gomá, G. Cano y D. Innerarity. Una entrevista a cuatro, en dos entregas [1] y [2], que acabaron desatando la ira de más de un lector. «Soy responsable de lo que hablo, no de lo que usted entiende», que diría R. Viejo. ¡Qué gracia que los comentarios se centraran en las puyas a don Federico J. Losantos! Lo dicho: es el icono intelectual de muchos españoles.

Y qué curioso que no dejásemos claro que ninguno de nosotros se reconoce intelectual, al contrario de lo que sobreentendió todo el mundo. Aunque el resultado de la entrevista coral resulte un poco plómez y en ocasiones poco fiel o insuficiente para todo lo dicho, a lo mejor los pareceres que expresaron los otros tres colegas filósofos dan que pensar a alguien. A mí, mucho.

Y para dejar algo claro lo que dije, unas precisiones, que cualquiera puede contrastar con los post dedicados en esta colmena a los que ahora nombro.
(a) Rafael Sánchez Ferlosio es «un petardo», pero soberbio. Una auténtica bomba intelectual, merecedora de aún mayor reconocimiento.
(b) Fernando Savater ha sido uno de los mejores polemistas, sino el mejor. Pena que, como señala G. Cano en la entrevista, su agenda de debate haya devenido tan viejuna.
(c) La figura de Jiménez Losantos tiene su contraparte en la de Iñaki Gabilondo. Ambos merecerían una tesis doctoral sobre las claves intelectuales de los periodistas estrella de la post-Transición. Sí, post-, de algo en vías de extinción.
(d) Mi definición última del intelectual apunta a un nombre que pocos calificarían de intelectual: Julian Assange. Pero le está faltando la lucidez de otro de los que nombré, el sub-comandante Marcos, que supo renovar la retórica de la izquierda transformadora en igual escala que Assange sus recursos tecnopolíticos. Marcos ha demostrado su lucidez manejando su (in)visibilidad con destreza. Assange puede acabar como las polillas, quemado por la luz mediática que pretende devorar.

No hubo ni tiempo ni modo de hacer más precisiones más durante la entrevista, ni de que Esteban encajase cuatro discursos tan diferentes, pero aquí quedan.

Es el periodismo, no la publicidad.

Eso es lo que está en crisis, nosotros: como profesionales, usuarios y estudiosos del periodismo. Ni Internet ni la fuga de publicidad a la Red son las causas de los más de 4000 periodistas despedidos desde el estallido de la crisis. Lo que está en cuestión es qué diferencia existe entre una noticia de un anuncio, un periodista y un relaciones públicas, un medio de comunicación y una empresa cualquiera. Quien quiera leer, que lo haga. Diagonal recoge algunas declaraciones propias y ajenas. Y una columna imprescindible de Carolina León sobre la precariedad de «los periodistas invisibles». Lo dicho: un nuevo punto para pensar la crisis y herramientas para reconocerse entre los invisibles.