La McTele devora a CNN+

«[U]na decisión empresarial que no entiende ni de sueños ni de ilusiones sino de cifras puras y duras pone fin a nuestra andadura.»
Así se despedían los trabajadores de CNN+ ayer.
Tras lo cual ha comenzado a emitir Gran Hermano 24 horas, el canal sustituto de CNN+.

¿Qué es la tele de «las cifras puras y duras»? McTele.
¿Qué es el periodismo «que no entiende ni de sueños ni de ilusiones»?

Lo hemos escrito hasta la saciedad:
Esta es la píldora:
Una «pseudotelereadidad», disfrazada de «docudrama» sobre unos «personajes públicos», que ella misma crea y rentabiliza, en forma de «identidades de consumo»: única opción identitaria, de orgullo, éxito y reconocimiento social, accesible para los jóvenes precarizados que en ella participan en condición de «siervos caódicos».
Un género transmediático, híbrido, que disfraza un permanente monitoreo de la audiencia como «participación» y genera estudios de mercado permanentes, costeados por la propia audiencia como «teledemocracia». Es decir, todo un producto macdonalizado, rico en grasas, para una democracia esclerotizada, de dieta diaria, toda la semana y que desplaza, no al mejor, ni siquiera econmiable, pero sí el único canal de noticias de 24hx7d que no era gubernamental (aunque lo pareciese con los ejecutivos del PSOE).

Desolador ya lo de zapear en la TDT y recalar sólo en el Gato al Agua o sucedáneos descafeinados.

Pavoroso el panorama de un Internet colonizado por el mercado hasta estos límites.

Wikileaks, la compresa y el condón.

Ya llegó.

El merchandising navideño se contagia de Wikileaks.

Ante tanto escape.
Contra la moda de las filtraciones, la contrapublicidad corporativa
promete:

A vosotras:

0 fugas en vuestras hemorragias mensuales.

A nosotros:

Carajitos: se os escapará algo más que la verdad.

¿Formas de vanalizar una rebelión, sino un revolución?

¿La prueba definitiva de la conspiranoia sobre un Assange que ofrece una excusa perfecta para las censuras higienistas que adoptará el Poder ante la cloaca de Internet?
¿O la de Assange, espía formado por la Guardia Suiza del Vaticano para demostrar la ineficacia del condón incluso con las putas?

Imágenes vía Motherjones.

Claus el merodeador, los hijos y las cuatro paredes.

Título ficticio para un cuento J. Cheever (1912-1982).

“Abrumado por la soledad, decidió sorprender a la familia volviendo antes de Navidad. Su esposa lo recibió en el aeropuerto con la noticia de que se había enamorado de otro y vivía con él desde hacía tres meses. Habló sin parar hasta que él le dijo que estaba bien, que lo comprendía, y sólo le pedía que lo llevara al hotel. Entonces ella dice: ‘¿Cómo puedes ser tan desconsiderado? Las luces del árbol están encendidas y hemos comprado regalos para ti; además, mamá, papá y los chicos te esperan’. Y él dice: ‘Acabas de decirme que mi vida contigo y los niños se ha terminado. Acabas de decirme que ya no puedo vivir contigo. Ahora quieres que vuelva disfrazado de Papá Noel. Nunca me han gustado tus padres’. Entonces ella responde: ‘No sabía que fueras tan cruel. No ha sido culpa mía que me haya enamorado de Henry. Fue más fuerte que yo. Actúas como si lo hubiera hecho a propósito. ¿Qué quieres que les diga a papá y mamá? No saben nada. Nos hemos pasado toda la tarde decorando el árbol sólo por ti. Te esperan, se han puesto su mejor ropa’. Y él, que desea ver a sus hijos y las cuatro paredes de su casa, vuelve”.

Pillado de I. Echevarría.

La Ley Sinde ha muerto

Hacktivistas: 1
Ministra de Cultura y Departamento de Estado de EE.UU: 0

Algun@s llevan tres años luchando contra lo que ahora nos decubrían los cables de Wikileaks: Que el Departamento de Estado gringo tenía como objetivo principal en España desde 2004 la modificación de las leyes de propiedad intelectual y la represión sobre las herramientas tecnológicas de distribución cultural.

Aparte de los mas de 1.689.000 mensajes que ya les han enviado los ciudadanos estas tres semanas a través de http://xmailer.hacktivistas.net también lanzaron http://sindegate.net para conseguir que los partidos nacionalistas se «separaran» de las disposiciones más censoras y censurables, aunque aprobaran la LES. Lo han conseguido.
La canción de estas Navidades

Está claro, ¿no?
¡A nosotros sí nos salen las cuentas!  Seguir leyendo.
Vía Dani, uno de ell@s.

Ayer se votó en el Congreso la concreción de aquel plan malévolo: La disposición final 2º de la Ley de Economía Sostenible o «Ley Sinde». Y este es el resultado; portada hoy de El País y El Mundo.

De momento hay pocas posibilidades de que vuelva a la vida en breve, así que la Ley Sinde ha muerto.

Esa era la gran tarea política de la ministra y ha sido su gran fracaso ante todas las cámaras en una votación dramática que se ha retrasado casi 10 horas. Sinde logró que se pusieran de acuerdo tanto la SGAE, como Hacktivistas, como LaCoalición como FAP e incluso suponemos que el propio Departamento de Estado o Barack Obama…

Hug the police, it’s Christmas!

Me llega y lo reparto.
Una videopostal navideña, cursi, como casi todas, pero contundente.
Unos Pasolinis redivivos subvirtiendo los centros comerciales en plan «abrazafarolas».
Pasolini, comunista y homosexual, tuvo el valor de increpar al «fascismo izquierdista» de los «hijos de papa» que en 1968 tiraban piedras a la policía, «los niños de los pobres», según sus palabras.

Da un poco de grima, ya lo sé. Esos galones, esas caras de placer homo que ponen al apretarles.
El título de Youtube es ir demasiado lejos.
Propongo «love revolution» o, mejor, «hug the police»… que a otra cosa no se prestan. Que rule.
Vía Marina, desde México (¡!)

La hidra Wikileaks

Assange.
Sus muchas caras (¿de la moneda?): muchas facetas (de faz), muchas aristas (cortantes, desconcertantes).

1.- Ejemplo de activista de la libertad de expresión:
1.1.- Reivindicado en las callles: del online al offline o dejando claro que ya no hay distinción.

¿Cómo interpretar la ausencia de esa convocatoria en las primeras planas de los medios convencionales? No me refiero a su cobertura, si no a que no convoquen explícitamente a unirse a ella.
1.2.- Imitado y seguido en la red.
La esperanza serían que floreciesen mil wikileaks.
Ya hay quien continúa su labor. En Leakspin prosiguen los análisis de los despachos diplomáticos no analizados por los medios convencionales. Hemos pasado del crowsourcing al crowd-journalism.
1.3.- Con clones nacionales.
El nuestro (¿o el el de Prisa?): un mocete valenciano que ya se está (¿están?) haciendo famosete.
1.4.- Con escisiones disidentes. Openleaks. Pronto en tu pantalla: ¿este lunes?, ¿sin comprobar la veracidad?… ¿saturando sin filtro alguno?

2. Icono de culto, para la idolatría consumista de modelos sociales:
2.1. Mercancía identitaria, generacional: El cartel de la izquierda, en vídeo al ritmo de los Sex Pistols (¡imprescindible!) Espero su visita a España, para ver un video como este, pero referido a su persona (no a Lady Gagá).
2.2. La excusa para proclamar una guerra, en la que como siempre, la primera víctima será la verdad. Assange, como motivo para avanzar en leyes que supongan el fin del anonimato, de la neutralidad y de la libertad de expresión de la Red. Desterremos el término «ciberguerra», llevamos las de perder.

¡¡¡Buff!!! No doy a basto. Porque Assange es además como la hidra: no es tanto sus muchas caras, sino las muchas cabezas que le están surgiendo… seguiremos y actualizaremos en comentarios.

Golpistas y golpeados

«En nuestro país, un grupito autoproclamado de “elite” –compuesto entre, otros tal vez más respetables, por antiguos intelectuales orgánicos del franquismo, economistas y sociólogos de vario pelo, escritorzuelos promocionados por los grandes medios de comunicación y empresarios, rentistas, lobistas y aun sindicalistas fracasados— acaba de presentar con gran pompa al rey un documento crítico-alternativo, tan pretencioso en la jerga como discutible en la metodología, reclamando poco menos que un golpe blando de Estado, a fin de someter al país –la cita es literal— a una “dictadura de los mercados”, vista como algo superlativamente beneficioso.» Las llamadas a un nuevo 23-F han sido explícitas. Don Federico tocó la corneta antes y más alto que el resto de furrieles de la extrema derecha.

Con la cita inicial – la imprescindible revista Sin Permiso – convocaba unas recientes «jornadas de reflexión» sobre la salida de la crisis. El título, una pregunta. «¿Avance democrático o involución autoritaria?

La disyuntiva ya parece resuelta por los insaciables conmilitones que han generado la crisis, acaparado las ayudas… y no se jartan.

El autoritarismo recorre los medios.
Por un lado, golpistas: los «controladores militarizados» (dos términos que provocan escalofrío), un «proceso de paz» gestionado desde las comisarías, el chantaje de Moody’s (suena gangster a chungo) ante el cual el Estado (aquí sí, que estos no son terroristas) se pliega…
Y en el otro extremo, golpeados, los excluidos del eslogan «esto lo arreglamos entre todos»: el «sheriff de Olot» (balas contra los patrones en el banco) y «la bestia antisistema» que asola Grecia y Roma; y que, presentados como síntomas de una enfermedad social, parecen exigir unos cirujanos de hierro más duros aún que Rubalcaba.

!Esto se pone feo!

Isabel Gómez: Electricista de la fábrica de Embajadores

Isabel Gómez llegó a la Tabacalera de Lavapiés/Embajadores en los años 70 para trabajar en la sección de limpieza. Tras estudiar FP de electrónica, sacar la plaza y superar el rechazo de una sociedad que no entendía sus deseos, empezó a trabajar en la misma empresa, pero esta vez como electricista.

Conocimos a Isabel hace unos días cuando, como tantas otras, se paseó por el CSA con la curiosidad de ver de nuevo abierto aquel lugar donde pasó tantos años de su vida.

Nos ha hecho llegar este vídeo grabado en los años 80 (así como algunas de estas estupendas fotos), para compartir con todas y todos, como era aquella factoría en medio de Madrid, y un tiempo cuando ser una mujer en un puesto de hombres era motivo de que te sacasen en la TV.

Muchas gracias Isabel.