El prime time del tertuliano rancio y algo cavernícola

Si alguien ha tenido la curiosidad de echar un vistazo a la nueva cadena de televisión de TDT, «La 10», habrá comprobado que es más de lo mismo. De hecho el prime time español se ha convertido en una tertulia de casino de pueblo franquista con tres salones separados por delgadas paredes de papel.

Seguir leyendo.

De un salón a otro, el tertuliano, esa figura tan española, se desliza para hablar desde la ultraderecha carpetovetónica de Intereconomía a la derecha liberal de la Espe en VEO, y de ahí (y tiro porque me toca otra vez a mí) a la derecha que pretende ser cercana y enrollada de «La 10». El espectador tiene tan amplio abanico de opiniones como de tertulianos e ideología: Mismos tertulianos, mismas opiniones, igual ideología… eso sí, en Intereconomía insultan más y son más machotes todos.

La tertulia política había sido hasta hace poco un género radiofónico, pero la TDT la ha convertido en un género televisivo más colocando una cámara frente a los interfectos. ¿Qué gana una tertulia en televisión respecto a la radio? En Intereconomía, dirán que:

– ellos muestran los encantos de su mujer florero de turno,
– mientras los hombres discuten sobre cosas importantes bebiendo vino y
– lamentándose de que «¡no ganaron una guerra para esto, cojones!», mientras llaman guarra y zorra a la consejera de sanidad catalana.

Relamente lo que ganan no tiene que ver con el espectador, sino con lo barato que sale producir en televisión esta bazofia intelectualoide con respecto a un reportaje de investigación o una buena serie de ficción.

Como siempre habría que preguntarle a este Gobierno el por qué de ese giro tan bestial en su política mediática audiovisual. Ramón Zallo lo explica en un artículo que se puede consultar completo.

La pedagogía de Belén Esteban

Cada vez está más claro: la escuela es la primera trinchera.
Para librar la guerra a la McTele, mal llamada telebasura.

Este vídeo «Clase de historia con B. Esteban» ha sido comentado por una francotiradora del aula y la Red. Una que se la juega a pecho descubierto, sin cobertura alguna. Una señora profesora. Toda una señora. Mª Carmen González: toda una profesora.
Que viene a sumarse a nuestros posts anteriores sobre Belén Esteban.

SU CARTA (vía Raúl, gracias)

«La pesadilla de cualquier maestro / profesor de Secundaria: que gente como la Esteban o los de Gran Hermano, por ejemplo, triunfen mediáticamente y las criaturicas piensen que «eso es llegar a lo más alto».

«Cuando yo empecé a trabajar de maestra, el ídolo de cualquier chavalín era Maradona… Aunque ha caído muy bajo el tío, él hacía algo por ganar la adoración de la chiquillería: darle bien a la pelota. Pero, ¿quién les dice hoy que esta mujer no es un ejemplo de nada, cuando los periódicos publican que tiene un contrato con Tele 5 de 2 millones de euros al año sólo por aparecer en ‘su programa’ Sálvame y demostrar cada día que es un auténtico monumento… a la estulticia? Seguir leyendo.

El síndrome Belén Esteban 

Como profesora, las preguntas de los alumnos que más me cuesta responder convincentemente son sobre porqué hay que estudiar cosas que a ellos les parecen inútiles o absurdas, como la Historia o la Geografía. Yo tengo claro qué me aportan a mí, pero de todas las razones que hay para estudiar estas cosas, yo les hago hincapié en lo necesarias que son estas disciplinas para comprender el mundo en el que viven: las coordenadas de espacio y tiempo, que al fin y al cabo son las que tratan la Geografía y la Historia , nos ayudan a conocer el sitio que ocupamos en el mundo y a comprender de dónde vienen todas nuestras realidades. Que todo eso les puede parecer ajeno y absurdo, pero que muchas de las cosas que estudian tienen que ver con su vida real y que, quieran o no, les afectan.

Por ejemplo, ¿quieres saber por qué tienes a tu lado a un compañero que viene de Ecuador? ¿por qué habla el mismo idioma que tú? ¿quieres entender por qué un señor, por nacer con el apellido Borbón, va a ser «rey» y el Estado Español le va a dar mucha pasta (que vendrá de los impuestos que tú pagues de mayor)? ¿por qué lo que digan unos señores europeos en Bruselas va a repercutir – y mucho – en tu vida? Todo eso es geografía. Todo eso es Historia.

Algunos entienden qué quiero decir, otros no. Yo no llevo mal las preguntas, las protestas… son críos. Es normal. Donde me desarman del todo y me dejan sin respuestas es cuando me dicen que todo eso les da igual. Que para qué quieren saber dónde está Marruecos, si no van a ir nunca. Para qué conocer el tipo de elecciones que hay en España, si ellos no tienen la intención de votar jamás. Que les resbala que haya una guerra en Irak, que media África se esté muriendo de hambre o que la Unión Europea diga «bla». Si ni siquiera les interesa eso, imaginaos lo complicado que me resulta hacer que se interesen por lo que hacían señores de hace cinco siglos, por muy apasionante que yo intente pintarlo.

Y, Lo que llevo peor con diferencia, es esa actitud de orgullo con el que exhiben su ignorancia y su cortedad de miras. Esa actitud de «no sirve para nada, no me interesa. Eso que cuentas y a lo que dedicas tu vida es una mierda. Yo quiero jugar a la Play / irme de compras al Centro Comercial y ya». La tienen conmigo, que enseño Historia, pero también que los profes de lengua, de biología, de matemáticas. El desprecio por los libros, por el Arte, por la Cultura , por las Ciencias… no es algo tan raro, y puede conmigo.

Últimamente esa actitud está más de moda que nunca. Tenemos una perfecta encarnación en la dichosa Belén Esteban, que no sabe nada, no quiere saber nada y se jacta de ello. La mala educación, la zafiedad y la ignorancia puestos en un pedestal día tras día. Todo el mundo la aplaude porque ella es «auténtica» (signifique lo que signifique eso). Conozco a mucha gente a la que le gusta ver a la Esteban y es curioso, porque hay toda clase de personas entre su público. Entre ellos, los que más me llaman la atención son dos tipos: la gente que tiene (o cree que tiene) más educación que ella y la ve como un divertimento, incluso algunos como un consuelo (yo soy mejor que ella), o los que son como ella, que han visto como la ignorancia y la mala educación también te pueden hacer triunfar en la vida y que hay que sentirse orgulloso de ello. Eso me da miedo: que se extienda y que sirva de ejemplo a más bobos, que opinen que el no saber nada es estupendo. Que el presumir de ser zafio e inculto se convierta en políticamente correcto y sea bien visto.

«Eh, que yo no quiero ayuda de nadie, que no necesito ayuda, leche» dice la Esteban en un momento de estos cuatro minutos de despropósitos. «Como yo no he pillado esa revolución -la industrial- tres narices me importa»- un argumento que podría haber empleado uno de mis peores alumnos.
En fin… lo grande es que estoy convencida de que la mayor parte del público (y muchos de los de las mesas) no tenían ni idea de que la chica estaba metiendo la zarpa hasta el fondo y más allá y reían y aplaudían porque lo decía el regidor.

Entendedme: yo no critico a la gente que no sabe. Yo no sé mucho de tantísimas cosas… tampoco creo que tenga que ser motivo de vergüenza el no haber estudiado, el no hablar correctamente o el tener lagunas de conocimiento. Lo que me revienta es la actitud contraria, la exhibición con orgullo de la ignorancia y el menosprecio a cualquier cosa que huela a sapiencia. Me duele el desprecio a la educación, en todos sus sentidos. Me duele… y me da una pena que me muero.

Para una aproximación a la McTele, podéis consultar: SAMPEDRO, Víctor: “La McTele, frente a los higienistas, los realistas y los demócratas” Trípodos, nº21, Ed. Universitat Ramon Llull,   Barcelona.

Contra la estrategia del terror

«Es necesario un optimismo que sea capaz de absorber el pesimismo, no de esconderlo o rechazarlo, sino de devorarlo, de quemarlo. En la medicina antigua había la idea de que los melancólicos podían ser locos o genios. Los unos quemaban su melancolía y se convertían en genios iluminados por el incendio, y los otros se volvían locos porque la melancolía es pesada y aplasta, es como el petróleo. Es profundamente verdadera esta idea. Ahora estamos en la fase del petróleo y estamos ahogados por el petróleo. La literatura, cuando vuelva, será la literatura de lo grotesco, porque hacer reír ya es curar. Hacen falta dos o tres Rabelais.» Marc Fumaroli.

Polemizar es ir contra corriente, es estar contra el consenso sectario, contra la hipocresía rastrera. Polemizar es no dejarse comprar, ni vender, pero sobre todo no dejarse aterrorizar.

Necesitados estamos, tras haber padecido el aliento de la bestia. La pinza oscura creada lentamente, para eliminar tu trabajo, tu opinión, tu ser. Tiempos duros, difíciles, los malos ya son todos. Sea cual sea el proyecto.

VS anoche narró el drama que ha vivido al enfrentarse aquellos que se están haciendo con los mandos del bote a base de mentiras, intrigas y sobre todo terror.
D.

Los años de silicona


Ante la ruina y destrucción del Beti Jai (a día de hoy siguen machacando el pobre edificio sin que nadie sea capaz de hacer nada, piensen que el Ministerio de Cultura va a pagar 7 millones de euros por comprar un Bruegel recién autentificado, mientras el viejo frontón…), del palacio Villagonzalo en la Plaza de Alonso Martínez (vean el lamentable estado del interior y fachada, con esa cubierta anormal y montada por anormales), ¡qué lástima!

Estos días, aquellos que armados de la complicidad de los poderosos, imbuidos de los ideales de una «nueva sociedad» que dejaba al fin de lado los valores que otros había instaurado, por sus nuevos ideales donde el rápido enriquecimiento, el lujo hortera de una élite paleta de gambas a la plancha, la complicidad con los corruptos del poder, ahora todos estos pájaros se presentan ante el juez para pagar por sus desmanes.

Qué pena que el juicio no cruce más las fronteras andaluzas, y clame contra los políticos y chorizos (hoy víspera de la huelga general ya es lo mismo) de Madrid, aquellos que, para enriquecerse y pavonearse de horteras de operación de labios y de Miró en el cuarto de baño, tramaron e intrigaron para que se destruyan piezas claves del patrimonio de todos.

Los años de silicona de España.
D.

Abajo los muros: una periodista ensancha el mundo.

Noticias como esta justifican años de una docencia que no logra escapar del todo de la indecencia que comportan un contexto profesional tan corrompido y un modelo pedagógico tan obsoleto.

Marta del Vado ha recibido esta noche el Premio Nuevo Periodismo 2009, el galardón más importante de América Latina que se concede en el ámbito de la comunicación. Lo ha obtenido en la categoría de radio por su trabajo ‘Los muros del mundo’. Su voz, su imagen, un resumen de su reportaje.

Marta suspendió mi asignatura de Opinión Pública, creo que hasta cuatro veces. Aprobó finalmente el año pasado. Cada uno de sus supensos fue una oportunidad de un reencuentro afable y sincero.

Marta hizo este reportaje en unas condiciones de becaria que no reproduzco aquí para no sonrojarle (no a ella, sino a su empresa).

Marta trabajó en horas extra que no tenía, sin apoyos ni alientos, ofreciendo un trabajo que, en principio, nadie valoró.

Le apoyé para pedir una beca para estudiar en EE.UU. que no le dieron. No sé si ya tiene el título de licenciada. Sé que ninguno de sus profesores hemos recibido el premio que ella ahora tiene. Ahora confío que pueda ir a donde le dé la gana; y mandar a más de uno a íbidem.
Nos ha dado a todos una lección de ética, de profesionalidad, de periodismo. Ocupé mi última clase de Comunicación Política con ella. A más de uno le tumbó más de un muro, le abrió un mundo que ni soñaba podía ser realidad.

Parodiando «El gato al agua»

Se echaba en falta que alguien hiciera una parodia, una buena parodia, de esa tele que adelante por la derecha a Falange y que se llama Intereconomía; de su programa de tertulianos fascistoides que tienen siempre el insulto en la boca. Los de «Polonia» (programa de la TV3 catalana) lo han hecho y el resultado es este.

Esquizofrenia socialdemócrata

Zapatero representa muy bien qué significa hoy en día la socialdemocracia. Abre una puerta y se encuentra con George Soros y demás especuladores de Wall Street. Se arrodilla ante ellos y les dice que este mes pagaremos, que ya no volverá a ocurrir, que sí, que les debemos varios meses pero que les compensaremos con creces… Los tipos lo miran con cierta condescendencia…

– Mira al socialdemócrata, cómo viene a nuestras manos a comer cuando le interesa… nos lo pensaremos…

Seguir leyendo.

Después de haber besado el anillo de los otros Papas, ZP se pone de pie, alisa su traje y se limpia las rodilleras. Cruza y un pasillo y abre otra puerta que da a Naciones Unidas. Allí se sube al estrado, imposta la voz y dice solemne que hay que gravar las transacciones financieras con un impuesto global. Saca pecho, mira al mundo, expulsa el mal rollo de la habitación de al lado y hace ondear su espíritu idealista. ¡Que me oigan esos especuladores!

Hace tiempo que la gente de ATTAC, que clama por la Tasa Tobin (justo de lo que habla ZP en la ONU), propuso al Gobierno y al grupo socialista apoyar esta medida y ellos la rechazaron. ¿Para qué cacarea ZP en la ONU algo que rechazó en el Parlamento?

Temor y temblor_2

NOSOTROS:

No iremos a la huelga. Sí iremos a la huelga. Estamos hecho un lío. Nos joden que nos quiten la pasta, que nos echen de las casas por no pagar, que nos recorten derechos sociales, que se caguen en el Estado del Bienestar… pero también nos joden estos últimos 15 años de concertación de los sindicatos. Reaccionar ahora quizás ya no tenga sentido… puede que tenga razón Taibo cuando dice que sí a la huelga sin dejar de ser muy críticos con la gestión de los sindicatos…

VOSOTROS:

Ya podíais haber asumido con tiempo que la crisis estaba comiendo con nosotros y que después iba a empezar a comernos a nosotros. Negarla, como ya hicieron otros con el Prestige, no la hizo desaparecer. Por otra parte, haber pactado con el capital hasta la saciedad, desde los partidos hasta los sindicatos, os ha convertido en lo que sois ahora. Nadie os cree ya. Ese falta de credibilidad hay que ganársela a pulso, no es fruto de un día de esfuerzo.

ELLOS

Siguen dale que te pego con la máquina de exprimir. Continúan con la técnica de las migajas que caen desde la mesa. Pero cada vez caen menos migajas y cada vez la mesa está más alta. Abajo ya piensan en serrarle las patas, y si antes dábamos gracias por las migajas, después lo querremos todo.

Yes, we want

Yes, we want

Esta fue la cosmopaletada de Aguirre, ya lisonjeada aquí. Trataba de hacerse pasar por la Obama’s Girl (otro video sin desperdicio), pero en inglés correcto era Yes, we want to [learn English, se suponía].

Comenzado el curso escolar, los padres agradecidos han enviado ya los primeros resultados. Una semana después del comienzo del nuevo curso escolar, el bilingüismo de la política bífida de la Agurirre arroja excelentes resultados; el más importante esta obrita ensayada por l*s alumn*s más aventajados y avejentados era SCARFACE (!!!).

Coincidencia reveladora de una pedagogía política al servicio de los intereses familiares; que no sólo privados. Coincidencia reveladora de la noción propagada de La Familia… Los Soprano (y no ya los Serrano) por la vena y desde la más tierna infancia.

Desde el colegio (concertado) de los CommonWealth Brothers and Sisters in God de Alcobendas.

Vía Tina… sniff, sólo te sigo en el blog.