El Papa y la financiación de la superstición

El famoso psicólogo H.J.Eysenck estudió la superstición de las palomas y sus conclusiones apuntan a que sufrirían mucho si jugaran a la lotería, porque las palomas pueden llegar a ser muy supersticiosas. Y si ellas pueden ser supersticiosas, cómo no vamos a serlo nosotros, los humanos. Esto último podría haberlo señalado Brian, en la película de los Monty Python.

Somos tan supersticiosos que, como apunta James Curran, inventamos instituciones para gestionar la superstición. La más importante de ellas fue el Papado, que ha subsistido durante más de dos milenios. El Papa tiene bula, el Papa es infalible, el Papa tiene frío, el Papa está cansado, al Papa le gustan las papas… todo esto forma parte de nuestras supersticiones (quizás no la última).

Y yo me pregunto como siervo humilde, ¿no sería mejor que esta superstición fuera gestionada democráticamente? Aunque por otro lado… ¿qué podemos pedir a un ente que lleva dos mil años de existencia y ha acumulado el poder tacita a tacita, a veces, apoyándo(se) en regímenes un poquito fascistas, o incluso promoviendo la acusación de que otros supersticiosos como los musulmanes o los judíos eran herejes. No todas las supersticiones tienen el mismo valor. Por eso (y porque da mala suerte), el Papá no puede ser supersticioso. Si alguien lo ha visto, por ejemplo, saltando de baldosa en baldosa evitando aquellas que tienen vetas negras, es muy probable que no sea el Papa. Será otro que se le parece porque el Papa no es supersticioso.

El Papa tiene carisma, incluso aunque pida que la gente se suicide haciendo el amor sin condón. El reverendo Jim Jones les pidió a los seguidores de su secta que se envenenaran con cianuro y 909 le hicieron caso. Fue un crimen. Jones fue tachado de loco criminal. Es cierto que Jones no tenía tanto carisma como el Papa, y eso lo cambia todo. La prueba del algodón sería pedirle al Papa que hiciera el amor sin condón con alguien que tuviera el VIH. Pero esto es imposible porque el Papa tiene que ser célibe, y esto es precisamente lo que se les pide a los africanos, que se mantengan célibes… tan célibes como el fundador de los legionarios de Cristo o muchos curas irlandeses, alemanes o españoles.

Pues eso, que como ZP está muy atribulado con los presupuestos, es un poco supersticioso y teme polarizar al electorado, ha decidido archivar la nueva ley sobre libertad religiosa. Así que, todos, en comandita, seguiremos pagando de nuestro bolsillo el coste de la gestión de la superstición (para quien no crea en el catolicismo).

Consejos para envejecer el instante inmediato

Un texto de Tânia.A veces en ProPolis se nos pasa el presente escribiendo de «memoria histórica».
Pero la memoria es, ante todo, personal.
Por eso, al menos en lo que nos concierne, somos soberanos sobre ella aunque nos la dicten, aunque la perdamos…
Los consejos de Tânia están, como ella, escritos en portugués.
Da para entender, no jodáis.
Los instantes de los que escribe son y fueron presente en Italia, España, Brasilia, San Salvador de Bahia…
Los olvidos no ocupan lugar. Son el vacío. Por ellos también respiramos…

Obrigadâo.

Dicas para envelhecer o instante imediato

Escolha um instante específico (uma situação) para dar a ele o “selo” de passado; imediatamente fale para si da situação escolhida, em voz alta; depois telefone para alguém e narre a ocorrência. Corra para o papel e a caneta e registre o caso e, em seguida, faça o mesmo digitando o texto em seu computador. A esta altura você já tem três arquivos sobre o caso que poderão ser consultados. Agora deixe o caso descansar e se interesse por outras coisas da vida diária. Se o caso da tentativa voltar a ocupar a sua mente sem qualquer estímulo externo é sinal de que ele está ficando velho e aí você deve usar como fixador uma substância que se encontra por todas as partes, mas deve ser usada com prudência e se chama papo. Você deve incluir o seu caso em qualquer assunto que se apresentar, por exemplo, se alguém comentar sobre a temperatura você deve arranjar um jeito de associá-la ao o seu caso em “infusão” mesmo que ele diga respeito, por exemplo, à nova forma de resolver problemas relativos ao sistema bancário. Há uma grande chance de que, ao final, você não tenha lembrança sobre o que o seu interlocutor estava falando, mas aí já tem outra dica: o que você estava falando, mesmo. Seguir leyendo

É claro que o processo de ”envelhecimento artificial” não pode ser usado em demasia, pois implicaria em uma ocupação excessiva para a produção dos resultados o que poderia inviabilizar todas as outras atividades da vida. Não é recomendável a sua adoção diariamente para evitar o seu próprio esgotamento. A sugestão é que seja usado diante de assuntos ou situações consideradas muito relevantes as quais só você, pelo que sabe, teve acesso e terá dificuldade de rever sem recorrer à própria memória. Sugere-se que seja adotado em conjunto com recurso inverso: decida o que deve lembrar e o que deve esquecer e esqueça com o mesmo pudor com que se esforça por se lembrar, enfim, puxe pela memória e pelo esquecimento. 

La utopía de Cabet

Leyendo «Breve historia del socialismo» de un tal George Lichtheim, encuentro la historia, para mí desconocida, de Etienne Cabet, un comunista utópico francés de principios del XIX que puso un anuncio en un periódico con el encabezado de «Allons en Amerique!» en el que invitaba a todo el que quisiera a unirse a un viaje a Estados Unidos para fundar una comunidad utópica, Icaria, en la que estaría prohibida la propiedad privada. Cabet, uno de los precusores del comunismo, escribió una novela utópica titulada «Voyage en Icare».

Uno no deja de asombrarse de lo fuerte que es el liberalismo como doctrina filosófica hoy en día y de cómo la democracia liberal parece haber existido desde siempre y no digamos ya algo mucho más enraizado en nuestras culturas, como es la propiedad privada.

Los icarianos se fueron hasta Texas y allí desistieron de su empresa. Colonizaron otros lugares de EEUU pero también fracasaron. En realidad, quedaron como una anécdota en la historia, aunque hoy en día hay gente que está dedicada a salvar la memoria de aquellla utopía. Quizás lo tengan más fácil que estos.

Cosas que nunca escribiré_5

sPues sí, los sueños tratan sobre los intentos casi desesperados de averiguar nuestro futuro, de conocer qué hay detrás del tiempo para ensayar nuestra valentía… o cobardía. Por ello, inauguro estos sueños inventados en los que describo los recuerdos de las noticias como si aún no hubieran ocurrido. Siempre comienzo por un pie tal cual este: «Al abrir la puerta de mi habitación…»

«Al abrir la puerta de la habitación… vi a un tipo con una muleta bajando de un helicóptero. Era el presidente Sarkozy, que traía encadenados a unos gitanos a los que quería desterrar de por vida. Me sacudió con la muleta en pleno rostro y me rompió la nariz. Se excusó diciendo que creía que yo era un gitano. A mí me han confundido con un gitano en más de una discoteca. Yo aullaba de dolor y él no dejaba de repetir que era el Presidente de la República Francesa. Después me invitó a un local de strippers porque decía que quería visitar a una amiga suya. Nos sentamos en las primeras filas rodeados de banqueros vestidos como en el siglo XIX, con sombrero de copa y un mostacho de Monopoly. Los banqueros estaban poniendo dinero en el tanga de una stripper que se parecía tanto a Angela Merkel que, en realidad, era ella. La Merkel había aprendido perfectamente a trabajar sobre el escenario. Los banqueros le ponían dinero y ella bailaba. Después se iba hacia la otra parte del escenario y le decía a la gente que los bancos tendrían que pagar una tasa para prevenir crisis futuras, y se reía un poco. Cuando los banqueros vieron a los gitanos comenzaron a escupirles de forma refleja, como si no pudieran evitarlo. Los esputos que lanzaban los banqueros eran verdes y de curso legal. A nuestro lado, rodeado de banqueros, el Ministro Corbacho estaba diciéndole a los gitanos que, o aceptaban los cursos de formación o les quitaría el subsidio… de pronto, uno de los gitanos fue a reventarle la cara a Sarkozy cuando alguien le dio al botón de rewind y todo fue hacia atrás muy rápido, hasta dejar al gitano exhausto y confundido moralmente».

Wikileaks desmiente la teoría de la conspiración del 11M

Lo flipo. Nadie parece haber trabajado en este país con los informes que Wikileaks difundió hace tiempo. Nadie, excepto la prensa digital de derechas

» un informe muy interesante de 2004 del Servicio de Estudios del Congreso, un ‘think tank’ que elabora informes sobre diferentes asuntos políticos, económicos y sociales para el Congreso estadounidense. Este documento desmonta definitivamente la ‘teoría de la conspiración’ en torno a los atentados del 11 de Marzo de 2004 que provocaron 191 muertos en los trenes de Madrid.»

Mientras, la prensa «de izquierdas» engorda a la fantasmal Al Qaeda (tras «la liberación» de los dos cooperantes catalanes) y justifica los más de noventa soldados españoles, muertos en la ocupación de Afganistán, ensalzando y llorando a los últimos en caer. 

Propongo que durante la primera semana de este curso todas las Facultades de Comunicación suspendan toda actividad, excepto el visionado y traducción del siguiente video de Julian Assange, responsable público de Wikileaks.

 

Sólo una transcripción, en torno a las 2:00 del video:
“Somos una organización que protege seres humanos, no fuerzas armadas. ¿Quién está indefenso? ¿Los civiles de Afganistán o los soldados occidentales? La gente civil va antes en nuestras preocupaciones. […] sin la verdad no podremos tomar ninguna decisión significativa. No podemos ser irrelevantes ante la marcha de la historia y de la justicia. Podemos ser responsables por no hacer nada. Hay que intentarlo y estar dispuestos a cargar con la culpa; somos una organización potencialmente victimizada, precisamente por ocuparnos de los derechos de las víctimas en el mundo real«.
Si tuviese valor, la primera actividad que propondría este curso sería bombarderar las redacciones de El País y Público con este video y la noticia del Ecomista digital. A los más alumnos más entusiastas les propondría que nos lo tatuásemos en el pecho.
Para más pasajes traducidos y algunas reflexiones, pichad aquí.


Notas sobre el vídeo:

* «No press conference questions!» Un moderador que insiste y un invitado acepta hablar en otro formato: breve intervención, cuajada de preguntas e interpelaciones, intervenciones laragas de un público situado a su misma altura… y un encuentro que se propone incentivar vías de explotación estos documentos.

* El modelo, ideal profesional: los amigos de Nigeria que se largan a Tanzania después de publicar sus artículos; evaluan la situación política y deciden si se van, vuelven y litigan en los tribunales.
* Periodismo de fuentes: 90.000 documentos que se viabilizan, para que los profesionales hagan estadísticas, mapas, desarrollen historias a partir de ellos. La organización puntúa sus fuentes, wikileaks actúa como fuente de fuentes, que juega estratégicamente con sus potenciales aliados en la prensa de calidad (escogieron el New York Times, Der Spiegel y The Guardian) Trabajaron con sus corresponsales de guerra; están dispuestos a colaborar con cualquiera, con tal de que haya un compromiso serio del reportero y su editor muestre ganas de apoyarlo; animan a que cualquiera y más los periodistas procesen la información.

* Algo innegable: el periodismo de investigación supone un coste adicional, hay que pagarlo con más esfuerzo.

* Diferencia entre el caso de los Papeles del Pentágono y esto de ahora. Una certeza /(avalada por toda la literatura académica) la prensa no cambió la opinión pública sobre Vietnam; sino que cambió al ritmo de los cambios de posición de las elites y estas… luego afectaron a la ciudadanía. Ahora el contexto de movilización es totalmente diferente.
* Julian Assange, como personaje famoso: acepta el riesgo que comporta, los procesos que puedan surgir y recoge un montón de fama, que él admite supone reconocimiento exagerado e inmerecido.
* La solución y el futuro de Internet estará en Islandia y el los países nórdicos que están recopilando y reelaborando las legislaciones más progresistas sobre Internet.
* Este modelo de periodismo cuestiona de raíz a la prensa de calidad, al contrario que ésta, Wikileaks no sigue razón de estado ninguna (cuestiona la validez del concepto). Sin miedo a las grandes palabras, dice trabajar por la Justicia y preocuparse sólo por la gente desarmada, los civiles. Presume de tener enemigos en todas partes.
* Las sugerencias sobre cómo trabajar con los 90.000 documentos son fascinantes. El objetivo único: mostrar la realidad de la guerra. “Sólo se ha aprovechado el 2%, ni siquiera el mejor 2%…» y pregunta qué hubiera ocurrido si lo mismo hubiese pasado con la apertura de los archivos de la Stasi… un banco de datos que considera comparable.

* No es información en bruto lo que ofrecen. Han elaborado
– una “reading guide”, con enlace en video explicativo;
– mapa localizador de incidentes según número de muertes, heridos o detenidos;
– códigos de búsqueda de hechos en Google;
– programa de lectura actualizada de acrónimos de cada pieza de información;
– índice según materias, que ocupan 66 páginas;
– gráficos temporales;
– varios formatos de soporte, incluido en HTML para ligarse a Google Earth y «ver la guerra;
– selección de «1.000 biggest kill events;
– ejemplo de visualización para la TV: de 2004-9, clicando sobre el mapa Google vas al informe, y aparece un infográfico dinámico de acontecimientos y sucesos.

Y un caso ejemplar: en trasunto danés de The Guardian publicó el libro de un soldado que había sido censurado por haber sido publicado previamente en Wikileaks. Más tarde, aparecieron fragmentos del mismo libro, que habían sido traducidos al árabe en un periódico tabloide.  El documento en Word que contenía esa «peligrosa información», traducida ya para ser utilizada por terroristas árabes, tenía la copia de licencia del Ministerio de defensa. El ministro tuvo que dimitir.

Moraleja: cuando el Poder afirma que el periodismo de investigación pone en riesgo la seguridad del Estado es porque sabe de lo que habla: ha sido o será el primero en utilizar la prensa sumisa para ese propósito: dejarla indefensa ante la mentira.

Lo dicho: cerremos las aulas, abramos la web 2.0. y tatuémonos el emblema wikileaks.
 

La historia del comunismo

Ayer me tragué los cuatro episodios de la serie «La historia del comunismo». Viéndola quise saber más sobre Roberspierre, porque los revolucionarios rusos de Octubre se consideraban a sí mismos herederos del legado de los jacobitas y su líder. Aquí tenéis el comienzo de la serie.

La serie dice claro que el estalinismo:

– asesinó a millones de personas.
– purgó a cientos de miles de opositores para dejar sin memoria al pueblo soviético.
– centralizó el poder dejando sin sentido el poder de los soviets
– intentó destruir cualquier forma de vida a su izquierda, como el anarcosindicalismo en la Cataluña de la Guerra Civil española.

Kruchev denunció los crímenes de Stalin. Al menos, existió esa autocrítica. Entonces… ¿por qué gente como Zizek sigue manteniendo que el comunismo es posible hoy?

Cuando la gente dice despreciativamente algo así como:

– ¿Comunismo? Si eso no puede funcionar ya… ¿no te enteraste que cayó el Muro?

Creo que el comunismo no se agota ahí. Tampoco se agota la idea del mercado con el neoliberalismo imperante hoy. Seguimos buscando…

El juego del cambio

Estos días atrás he estado leyendo «El juego del cambio», un libro sobre la carrera electoral de Obama. Ahorraos la pasta y buscad algo mejor para echar vuestras horas de lectura. Si ya teníamos unas ideas preconcebidas respecto a la política en EEUU esto sólo ha servido para confirmarlas.
Hay muchos datos referidos a las cuestiones íntimas de los líderes de los partidos sin que concurra un marco teórico que le de sentido a los mismos. Más bien se trata de un culebrón político en el que los aparatos partidistas están obsesionados con:

– los escarceos sexuales de los políticos.
– la apariencia humana o familiar de los candidatos.
– los donantes.
– encuadrar al otro. Esto es lo más importante, colgarle un sambenito que siempre tiene que ver con cuestiones privadas. Por ejemplo, los del equipo de McCain saltaban de alegría cuando les pareció que habían colgado a Obama la etiqueta de «celebridad», del tipo de Paris Hilton.
– los lapsus linguae, las fotos mal encuadradas, las fotos con gente «inadecuada», etc. El candidato no puede equivocarse, porque un detalle importa más que todo un programa o unas ideas.
– las encuestas y los grupos de discusión, siempre sondeando el arcano de la opinión pública.
– la corrección política. Obama siempre se presentó como un candidato posracial, evadiendo cualquier tipo de conflicto entre las razas en EEUU.

Junto con eso, el equipo de Obama siempre quiso alejarse de los cabildeos de Washington, presentándose como alguien ajeno a la clase política tradicional.

Ni siquiera hay demasiado que leer sobre estrategia electoral, sino sólo detalles que no terminan de crear una estrategia de conjunto. Es cierto que, según los autores, las campañas fueron más caóticas que lo que cualquiera pueda creer, por lo que no parecía haber estrategias claras; desde luego no ideológicas. El público está bastante desideologizado y lo único que parece importar es:

– el aborto
– la homosexualidad
– las células madre
– las armas
– la seguridad nacional

Un candidato tiene que responder a esas cuestiones para situarse en el terreno moral delante de sus conciudadanos.

Cuando realmente hubo una oportunidad de decantarse ideológicamente, en el momento en que en septiembre de 2008 la crisis económica estalló, ambos candidatos juraron fidelidad a las soluciones que los bancos idearon para el país… y para el mundo.

Y yo pregunto: ¿Qué coño nos importará a nosotros la vida privada de esta gente? Hitler era un tipo agradable en casa, con su perro… Franco hacía quinielas (inclusó ganó una de 14)… y eso no les impidió joder a millones de personas.

Energías, costes y huella ecológica.

Mi vecino Miguel me habla de su nueva empresa, casi ONG.

Venden acciones de energía solar, planteando descentralizar la producción de energías renovables, de modo que contribuyamos significativamente a reparar nuestra huella ecológica.

Por muchos comportamientos, usos y consumos «verdes» que hagamos – reciclaje, ahorro de agua, movilidad compartida o bicicletil… – así sólo reducimos un 10% nuestro impacto sobre los recursos existentes y residuos que generamos: nuestra huella ecológica. Curiosa la insistencia institucional y corporativa en que nos empeñemos en reciclar y, no en cambio, que nos hagamos productores energéticos a partir del sol que a todos nos calienta.

Todo esto implica desmontar dicursos deslegitimadores del cambio climático, como señalaba J. Sachs recientemente. Y combatir también a los estrategas de la energía nuclear, que han aprovechado este veranito para encumbrar sus bondades. Mirad los informes de la organización de Miguel:

“¿Realmente es tan barata la energía nuclear?; y otros dos que desmontan la campaña de manipulación informativa de este verano contra las renovables: “Verdades a medias sobre el coste de las energías renovables” (I y II). Te los puedes descargar en pdf.

Memoriales, genocidios; entender el totalitarismo

Último apunte de apuntes sobre el viaje a Asia

De nuevo, sobre Camboya, la posibilidad de las memorias del genocidio y el fracaso de los memoriales, tras la visita al Memorial Choeung Ek.
Sobre la banalidad del mal totalitario y las preguntas (que no respuestas) para afrontarlo.

 “Communism is a nice thing. Isn’t it?” Dijo un gringo saliendo del campo de la muerte donde se ajusticiaba a los prisioneros de Tuol Sleng. El imbécil de él no entiende que Pol Pot surgió de un substrato de horror previo, muy anterior al maoísmo desquiciado de los jemeres. Su imbecilidad, bien fomentada, exhibe la ignorancia de que quizás los B-52 de su país que ahora bombardean Afganistán (y antes Irak, por dos  veces, y antes…) sean los mismos que asolaron Camboya cuando la guerra secreta de Vietnam. Y que fue Ho Chi Min, tras derrotar a los EE.UU., quien acabó con Pol Pot . Y que, en un primer momento, los jemeres ganaron arraigo social luchando junto a un príncipe destronado. Y que, una vez fuera del poder, fueron refugiados de oro en los campos humanitarios que fomenta “el fundamentalismo democrático” de la ONU.

Es lo que tienen los memoriales. Son monumentos a la frase del Ulises de Joyce: “Nunca se sabe quien te va a manosear de muerto”. SEGUIR LEYENDO
¿Qué preguntar ante un Valle de los Caídos, de los hundidos por cualquier régimen de Poder, que diría Primo Levi? Nic Dunlop, , responsable de haber identificado al “ejecutor” máximo de Pol Pot y que sigue su trabajo, ahora, contra la nunca señalada dictadura criminal de Burma, da la clave, clava el clavo ardiente.

La pregunta ante el genocidio y la masacre no es ¿POR QUÉ?, sino ¿CÓMO? La primera cuestión obliga a señalar una causalidad, una responsabilidad, un culpable. La segunda pregunta, en cambio, equivale a ¿QUIÉN? Y a Dunlop le llevó hasta el camarada Duch, el jefe del matadero, el ejecutor. El único de los únicos cinco dirigentes de los jemeres rojos que ahora son juzgados y que ha pedido perdón a sus víctimas. Un perdón que Dunlop se niega a concederle.

Este fotógrafo reportero descubrió la identidad encubierta del matarife mayor de Pol Pot. Le siguió el rastro desde su juventud como maestro de matemáticas a cooperante de una ONG cristiana, pasando por los relatos de los contados supervivientes de la escuela matadero que dirigió en Tuol Sleng.
Respondiendo a ¿CÓMO? y ¿QUIÉN?, Dunlop desvela que el horror arranca en la presunción generalizada de culpabilidad. Esto lleva a los juicios sumarísimos arbitrarios, aplicados a CUALQUIERA y por CUALQUIERA. Todos en la Kampuchea Democrática de Pol Pot eran, de modo intercambiable, potenciales torturadores y torturados.

Porque lo que perseguía la tortura era construir un relato de traiciones sin fin que encubriese la falsedad del proyecto que encarnaba el régimen. Un proyecto que nunca se materializaba; pero que, así, imputando y castigando traiciones, se justificaba, ocultaba su irrelevancia, su sordidez.. en el fondo, las de sus líderes. La tortura como arma narrativa, destinada a confirmar un relato ya escrito, que debe ser enunciado una y mil veces, para tapar los ruidos del derrumbe del sueño colectivo que nunca llega, porque no lleva a ninguna otra parte que él mismo.

La búsqueda de la superproducción que genera más necesidades insatisfechas. El gran salto adelante (en realidad, al vacío) de cualquier régimen que sacrifica el presente en nombre del futuro. (Ambas cosas encajan a la perfección también con el capitalismo). Hambre y abismo, tapados con la mentira oficial, sostenida por purgas sistemáticas y censuras generalizadas de un régimen donde, al final, nadie sabe nada. En lugar de callar, todos mienten atendiendo a los espavientos del director de la orquesta sinfónica de la masacre. Éste al final, el más ignorante de todos, es arrasado por la realidad negada, por el propio ruido que genera y que al final cesa, dejando sólo silencio, el silencio de los muertos. Apenas queda nadie por torturar.

El régimen de Pol Pot y sus desquiciamientos no son un exceso de radicalismo, sino, como el nazismo, de banalidad. Como el mal, dijo Hanna Arendt, que no tiene nada de profundo ni misterioso. No fue fruto del comunismo, sino del extremismo. Sin buscar “culpables”, se percibe que el mal no hunde sus raíces en nada profundo. “Puede crecer desmesuradamente y reducir todo el mundo a escombros porque se extiende como un hongo por la superficie. Es un desafío al pensamiento porque el pensamiento trata de alcanzar cierta profundidad, ir a las raíces y en el momento mismo en que se ocupa del mal, se siente decepcionado porque no encuentra nada. Eso es la banalidad. Sólo el bien tiene profundidad y puede ser radical” (Arendt, sobre el caso Eichmann, Escritos judíos). Si no fuese así, si el mal fuese profundo y radical, el desastre demoníaco estaría servido. Pasaría a estar justificado, sucedería sin más, siguiendo el orden natural de las cosas.

La eliminación de intelectuales, maestros, ingenieros… cualquier titulado de la Kampuchea jemer. La erradicación de “los símbolos de la decadencia capitalista” no fueron actos demoníacos. Respondían a la banalidad propia de objetivos básicos y elementales. Eliminar testigos críticos, y por eso se ejecutaban también a lxs niñxs. Destruir todas las lavadoras automáticas para negar la posibilidad de ocio. Arramplar con todas las máquinas de escribir, para no dejar un solo registro de la realidad sin control. Incinerar teléfonos, para impedir la comunicación personal y autónoma.
El proyecto totalitario se resume en los momentos críticos, los dan la vida y administran muerte. En la Kampuchea jemer el matrimonio era obligado y obligatorio. Todxs debieran casarse, con compañerxs preasignados, para procrear. El sexo como deber. Entrepiernas colectivizadas, sin subjetividad ni placer. Y la salud en manos de las enfermeras de nuevo cuño (las tituladas fueron enviadas a los campos de arroz). Campesinas que con apenas medio año de formación sólo recetaban muerte sin paliativos. Daban y quitaban vida.
***

Recién llegado a Pohn Penh lo primero que me ofreció el moto-taxi fue “nice girls and good pot”. La última escena que conservo de la Babilonia del Mekong son los grupos que a las cinco de la mañana se reúnen en el paseo fluvial para practicar un tai-chi desaforado, descoyuntándose al ritmo de música disco. Un proyecto de vida ilusoria y de muerte negada con putas, drogas y bodybuilding. Totalitario, quizás no. Pero sí vano. Falto de realidad, sustancia y entidad. Hueco, vacío y sin solidez. Un monumento a la banalidad, como el mal.

Playlist-Track15: LCD Basura americana

Otro himno para sitios distintos.

Versión LCD de los Siniestro Total en el post anterior de abanderados. Con este, ya van tres ejemplos de cómo cuestionar, desde la música pop-ular los himnos nacionales.

El de ahora no puede ser más explícito: «North American Scum»
Otra muestra de cómo desmitificar las épicas nacionales. ¿Para cuándo la del «triunfo de la roja».

LCD parodian el «gran paso adelante», que marcó la supremacía USA, cuando Mao intentaba dar el suyo y en Moscú competían con los brincos estelares de la perrita Laika. La pobre…



Sólo posible, cuando te presentas como una banda víctimizada por una legión de pandas y un cantante saco-de-hostias… Buscad Dunk Girls y Losing my Edge en Youtube… EMI no me deja insertarlos.